SITIO OFICIAL

A un año de la muerte de Santiago Maldonado: verdades y complicidades

Santiago Maldonado

El miércoles 1º de agosto se cumple un año de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado. Los familiares y organismos de Derechos Humanos convocan a un acto exigiendo Verdad y Justicia en Plaza de Mayo a las 17 horas  bajo la consigna: El Estado es responsable. Santiago es Solidaridad.

Desde la desaparición —en el marco de la represión a la Comunidad Mapuche Pu Lof de Cushamen— el Gobierno Nacional encubrió a los responsables con informaciones falsas  y  la Justicia fue cómplice de ocultar a los verdaderos responsables de la muerte que cuenta además con el blindaje de los medios hegemónicos.

Cabe recordar que el mismo día del velatorio de Santiago en 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, (el joven hallado muerto en el río Chubut, 78 días después de haber desaparecido), moría Rafael Nahuel (21 años) de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, en Bariloche, al recibir un disparo de bala de plomo por la espalda en el operativo que hizo el Grupo Albatros de la Prefectura, para desalojar un predio de la localidad rionegrina de Villa Mascardi.

La desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado y la responsabilidad política de Patricia Bullrich, (Ministra de Seguridad de la Nación) y de Pablo Noceti, entre otros de sus funcionarios, al igual que la Gendarmería, gozan de impunidad. Las recientes pericias que Página 12 publicó dan cuenta “del informe del perito criminalístico Enrique Prueger. En él se da cuenta de las conclusiones de la autopsia, y por lo tanto en la causa, hay un hueco de 48 días.

El estudio de la experta palinóloga Leticia Povilauskas determinó la presencia de polen en los pantalones del joven tatuador, y señaló que “bajo ningún punto de vista” tal sustancia podría haber permanecido en sus ropas por más de 30 días.

El análisis de este experto también cuestionó la aplicación de las tablas que miden la descomposición en el agua y señaló como un error haber tomado las temperaturas mínimas y no las promedio, que dio el margen de entre 53 y 73 días sumergido en el pozo del río”. Por esta información se deduce que el cuerpo hallado del joven Maldonado  fue “plantado”.

La familia de Maldonado fue víctima de infundios en los medios periodísticos y soportó escuchas ilegales, entre ellos a Sergio Maldonado, hermano menor, a Ariel Garzi (amigo de Santiago) y a las mapuches Claudia Pilquiman y Marcela Anarda Stocovarz, las que fueron ordenadas por el  juez Guido Otranto y por  Silvina Ávila, fiscal de Esquel. Esto motivó una nueva presentación judicial por parte de la familia Maldonado por espionaje y recusó al juez Otranto por el nulo avance de la investigación. Otranto fue finalmente separado de su cargo el 22 de septiembre de 2017. Un dato que no es menor: la esposa de Otranto, Rafaela Riccono, es secretaria de la fiscal Ávila.

Los mapuches que declararon en la causa sufrieron persecución y fueron tildados de terroristas.

La abogada de la familia, Verónica Heredia,  junto a las entidades de derechos humanos y las organizaciones populares propone: inmediata implementación de una investigación judicial independiente de las manipulaciones del Poder Ejecutivo, tal como reclama la familia Maldonado.

POR Prensa


INFOSUR | Actualidad | A un año de la muerte de Santiago Maldonado: verdades y complicidades

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS