Actualidad

“El Modelo K ya tiene demasiado botox”

20/07/2012

Proyecto Sur Chubut cuestiona la política nacional sobre los recursos naturales.
Escribe: Redacción InfoSUR

Eduardo Acevedo


Eduardo Acevedo

Eduardo Acevedo

No se trata sólo del desgaste lógico de la gestión, se trata de la brecha entre sus discursos y la realidad que vivimos los argentinos. Cada vez queda más en evidencia que el Modelo K no es el proyecto transformador y dinámico que aparenta ser, es una máscara cada vez más rígida. Tiene demasiado bótox. El gobierno ya no sonríe, hace una mueca, nada más”, disparó Andrés Acevedo.

A modo de ejemplo, se refirió a la reciente visita de la Presidente Cristina Fernández a Bolivia. “Allí declaró que quiere que Argentina sea dueña de sus recursos naturales. Ni siquiera pestañó cuando dijo eso. En ese mismo momento, el Gobierno estaba ofreciendo a empresas norteamericanas invertir en YPF y, en Chubut, nos quieren convencer de que tenemos que aceptar que las empresas multinacionales vengan a contaminar y a llevarse todos los minerales”, sostuvo.

El Proyecto de Regulación Minera
Acevedo afirmó también que está muy satisfecho con la organización colectiva de organizaciones sociales y políticas en contra del proyecto de Regulación Minera impulsado por el Gobernador Buzzi. “Nosotros estamos contentos porque aportamos un granito de arena en una lucha que es mucho más amplia y que tiene a muchos protagonistas. Entre los participantes podemos advertir diferencias de matices, pero priorizamos una meta común y eso habla bien de la madurez ideológica de todos”.

Desde su perspectiva, “el proyecto de Regulación Minera no puede ser considerado ‘progresista’ porque proponga que sean los mismos vecinos quienes decidan si hay explotación minera a cielo abierto o no. Hay que tener en cuenta muchos factores. Por ejemplo, el gobierno ha desarrollado una política sistemática de empobrecimiento de muchas regiones, por lo que es previsible que la desesperación condicione una votación, sobre todo si las empresas mineras prometen llenar el vacío que deja el Estado, con hospitales, pozos de extracción de agua, donaciones a escuelas, etc.”.
“Además, hay que tener en cuenta que Buzzi no está promoviendo un debate real sobre la cuestión minera. Por su boca, hablan los grupos mineros, ese es el mensaje que repite una y otra vez. Él, que estafó a sus votantes después de las elecciones, ahora dice que hay que confiar en el sistema de elecciones para decidir qué hacer. Es el colmo de los colmos”, agregó.

Falsas promesas
Para Acevedo, “la minería a cielo abierto es un engaño grosero. Es altamente contaminante, sobre todo si está regulada por un Estado tan débil como el que tenemos. Consume enormes cantidades de agua. Está lejos de ser la gran fuente de empleo que promete el gobierno, ya que está fuertemente tecnologizada. Los pocos empleos que genera no compensan los flagelos ecológicos infringe. Y, como si fuera poco, la Ley de Minería vigente en la Nación garantiza que esta actividad sea lisa y llanamente de un saqueo”.
“La verdad salta a la vista. Las provincias del noroeste no han mejorado sus índices de pobreza y de desnutrición. En Santa Cruz, sin ir más lejos, hay 200 emprendimientos mineros en marcha y el gobierno no puede ni garantizar el pago de los sueldos. La megaminería es un gran negocio para unos pocos y esos pocos son amigos del kirchnerismo”, puntualizó.