SITIO OFICIAL

Dolarizar será dolorizar aún más a los argentinos

Por Ing. Mario Cafiero.

Hay que estar alerta y advertir hacía donde nos van llevando. Dice el dicho que cuando el río suena es que agua trae. Cavallo pide “dolarizar los ahorros”. La semana pasada, el economista Steve Hanke, desde la revista norteamericana Forbes, pidió que el “peso sea reemplazado por el dólar”. El mediático Javier Milei pide también “cerrar el Banco Central”. Son señales claras de hacia dónde nos van queriendo llevar desde el poder financiero.

Ha sido la gestión de Macri la que ha creado las condiciones para puedan avanzar estas propuestas descabelladas. Su gobierno se encuentra atrapado sin salida por su propia gestión. Infló la masa monetaria con Lebacs (para parar la inflación) y ahora no puede controlar el dólar (y la inflación siguió). Dolarizó las tarifas y ahora no puede ajustarlas. Elevó la tasa de interés y enfrió la economía. Firmó con el FMI una baja del gasto público inviable e irrealizable. Lejos quedaron sus mentiras de lluvia de inversiones y pobreza cero; solo consiguieron fuga de capitales record y aumento de la desiguald. El fracaso rotundo de Macri está desembocando en una crisis de graves proporciones. Su política económica debe cambiar YA, pero en el sentido contrario de los Cavallo, Henke, Milei y todos aquellos neomonetaristas que deliran y nos quieren llevar a propuestas alocadas e inconducentes.

La dolarización implica la renuncia total al manejo de la economía y a la defensa de los intereses nacionales. Que no se engañen los sectores medios porque “Dolarizar” implicará dolorizar aún más a los argentinos, o sea someterlos a más dolores y penurias. Ya que dolarizar será la forma de institucionalizar el circuito de la fuga de capitales y no nos salvará de una inflación interna en dólares.

Desde el poder internacional no buscan una solución económica, sino como reforzar la dependencia. Advierten que ya no pueden controlar a fácilmente los electorados . Ahora México, y luego seguramente Brasil y Argentina, buscarán más autonomía y proteccionismo. Por ello se anticipan y quieren instalar un “protectorado monetario” como una forma renovada de dominación.

El tema de la política monetaria debe ocupar el centro de la agenda de los movimientos nacionales. La moneda es un “bien común” (no solo estatal) imprescindible para vivir en una economía monetaria. La moneda debe ser administrada por un banco Central con la participación de los estados provinciales y municipales; los empresarios nacionales y los trabajadores. La moneda debe modernizarse y ser digital, para asegurar la trazabilidad y transparencia de los circuitos monetarios. Se debe garantizar el acceso al crédito a la vivienda y a los emprendedores/as; como un nuevo derecho social. Se debe promover todo tipo de formas asociativas que promuevan el crédito mutuo y la economía colaborativa local(en países desarrollados coexisten con la moneda oficial más de 4000 monedas sociales).Para estimular el ahorro, en vez del dólar, se deben crear instrumentos monetarios para canalizar el ahorro y la inversión nacional, dirigidos a financiar el cambio de la matriz energética (posibilitando ahorrar en un patrón monetario como el kw/hora) y el desarrollo de la infraestructura del transporte (patrón monetario en km/tonelada). En definitiva usar de manera prudente e inteligente los vastos recursos que tenemos los argentinos y argentinas. Y no depender de quien gobierne la Casa Blanca norteamericana.

POR Prensa


INFOSUR | Economía | Dolarizar será dolorizar aún más a los argentinos

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PROYECTO SUR EN TWITTER

PROYECTO SUR EN FACEBOOK

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS