SITIO OFICIAL

La red de subterráneos y el transporte sustentable en CABA

por Fabián Lugarini y Gabriela De Clerck. No existe ninguna estación de la red de subterráneos en obra en la CABA.

En la actualidad no existe ninguna estación de la red de subterráneos en obra en la Ciudad de Buenos Aires. La última inauguración fue la de la estación Facultad de Derecho de la línea H. a pesar de haberse adjudicado en 2011 la construcción de la estación terminal Sáenz de la línea H, aún no tiene fecha de inicio.

La estación Sáenz es de importancia estratégica para la red de transporte en CABA ya que permitirá combinar con las numerosas líneas de colectivos que circulan por el Centro de Transbordo de la Avenida Sáenz (Metrobus Sur) y con la línea de Ferrocarril Belgrano Sur (la única de los FFCC metropolitanos que no cuenta con vinculación al subterráneo).

El subte y el ferrocarril deben complementarse por la altísima afluencia de pasajeros del conurbano bonaerense hacia/desde CABA potenciando las estaciones de transbordo, aunque sin contraponer los servicios.

Asimismo, de acuerdo al Plan de Expansión de la Red de Subterráneos de CABA, se debería completar el trazado de la Línea H (la primera que une el norte con el sur de la Ciudad de Buenos Aires) a través de las nuevas estaciones Padre Mugica y Terminal de Ómnibus  hasta Retiro donde empalmaría con la estación de mismo nombre de la Línea C, finalizando una única línea diametral C-H, transversal a las líneas radiales que convergen al Área Central en concordancia con lo estipulado en la Ley 5.233/2014 de la Legislatura.

Sin embargo, el Gobierno de Larreta incumple la ley para favorecer intereses inmobiliarios con el fin es apropiarse de los terrenos ferroportuarios de Retiro y de las terminales portuarias que dejarían de funcionar en el marco de la licitación por la concesión del Puerto de Buenos Aires planeado para el próximo 2 de diciembre, una semana antes de entregar el poder.

Este negocio estaría impidiendo la función esencial de la línea C-H de conectar los cuatro centros de transporte intermodal (colectivos-subterráneo-FFCC) más importantes de la CABA (Estación Sáenz, Estación Once, Estación Retiro y Estación Constitución).

Por otra parte, el Plan Urbano Ambiental (PUA) elevado a la Legislatura en el año 2002 - producto de un trabajo colectivo, interdisciplinario y multipartidario - es la expresión más acabada de las políticas de Estado de la Ciudad en materia de intervenciones para su desarrollo.

El Plan Urbano Ambiental (PUA) propone mejorar la vinculación entre los Centros de Escala Urbana de Palermo y Belgrano (Corredor Norte), Caballito y Flores (Corredor Oeste) y Nueva Pompeya (Corredor Sudoeste) con el Área Central:

  • El Corredor Norte tiene la cobertura de la Línea D y varios ferrocarriles permiten una vinculación directa de las áreas suburbanas con el Área Central.
  • El Corredor Noroeste, servido por la Línea B, es atravesado por el Ferrocarril San Martín, lo que permite la vinculación con el Área Central.
  • El Corredor Oeste es servido por la Línea A y el Ferrocarril Sarmiento, que llega al límite del Área Central.
  • El Corredor Sudoeste contará a mediano plazo con la Línea H. La cobertura hacia el Área Central que brinda actualmente el Ferrocarril Belgrano Sur

En otro orden de cosas, las irregularidades por la compra a España de 36 coches  usados CAF 5000 para la Línea B en el año 2011 y la compra de 16 coches CAF-Siemens 6000 en el año 2014 planteadas en la denuncia penal contra el presidente de SBASE Juan Pablo Piccardo por la “posible comisión de los delitos de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionario público”, tornaron caótica la incorporación de esas formaciones al sistema, mientras sigue creciendo la demanda del servicio.

Paralelamente, las estaciones de mayor afluencia presentan problemas severos de ancho de andenes, pasillos de transbordo, accesos al exterior y vestíbulos. Es esencial hacer una revisión y tomar las medidas en tal sentido antes de planificar nuevas conexiones que agravarían substancialmente el panorama actual.

La exigencia de mejorar la calidad de vida de las personas en las urbes para reducir los niveles de contaminación sonora y proveer al descenso de la tasa de accidentes de tránsito torna al servicio de subterráneos es por antonomasia el medio ideal en la consecución de tales objetivos y aunque se licitaron obras por cerca de $4.000 millones para modernizar las estaciones del subte en el Plan de Accesibilidad y Evacuación “PACE”, tales obras no se están ejecutando.

Finalmente, el Gobierno de Larreta viene postergando la decisión respecto del proceso de licitación por 15 años más del Subte, ya que el contrato con Metrovías vence este 31 de diciembre. Si hubiera una prórroga en la licitación, necesariamente debería pasar por el poder legislativo.

Mientras que el Estado hace frente a las obras de extensión e infraestructura, compra las unidades e incluso sustituye escaleras mecánicas dañadas, lo que en realidad se licita es el gerenciamiento de los Subtes a un privado. Vale preguntarse cuál es la necesidad de seguir concesionando el servicio.

 

MEDIDAS INICIALES

  • Iniciar la construcción de las estaciones Sáenz, Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Facultad de Derecho de la línea H
  • Licitar la construcción de la Línea F de Barracas a Palermo;
  • Solicitar al gobierno nacional que finalice la construcción del segundo tramo del viaducto del Ferrocarril Belgrano Sur, entre Sáenz y Constitución incluyendo una nueva estación Buenos Aires elevada;
  • Fomento de la utilización de colectivos híbridos eléctricos (vehículos que combinan un motor de combustión interna con uno eléctrico);
  • Solicitar al gobierno nacional la creación de un nuevo centro de transbordo cerca de la Facultad de Derecho para los FFCC suburbanos que llegan a Retiro;
  • Estudiar la modificación de la terminal Virreyes de la Línea E o la creación de una nueva terminal para aumentar la frecuencia de la línea;
  • Llevar a cabo el plan previsto por Metrovías de retiro y eliminación segura de los piezas que contengan asbesto en las líneas B, C y E; así como la antigüedad y estado de mantenimiento de los coches así com revisar los planes de reemplazo previstos;
  • Revisar los pliegos y procedimientos relativos a la licitación para la concesión del Subte para los próximos 15 años siendo el plazo último diciembre de este año;
  • Revisar integralmente el sistema de subterráneos en cuanto a los planes de evacuación, análisis de riesgos por saturación de andenes ante la afluencia de pasajeros en horas pico y los planes estructurales urgentes a llevarse a cabo.
  • Establecer mecanismos de acción para que el Ente Único Regulador de Servicios Públicos de la CABA cumpla sus obligaciones de control, regulación y fiscalización de los servicios y la promoción de la movilidad en condiciones de seguridad, confort y calidad urbana, el descongestionamiento del tránsito vehicular y la mejora de la integración de la Ciudad.
  • Ejecutar el Plan de Accesibilidad y Evacuación “PACE”

 

MEDIDAS ESTRUCTURALES

  • Construir la extensión de la Línea H hasta Retiro, con un costo aproximado de 600 millones de dólares la Línea H se extendería 6 kilómetros adicionales, totalizando 14 km y sumando las estaciones Padre Mugica y Terminal de Omnibus;
  • Realizar la conexión de la Línea C y la Línea H tal como establece la Ley233 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que crea la Línea C-H de circunvalación del macrocentro, integrando la red por sus numerosos puntos de transbordo y mejorando la eficiencia por la eliminación de terminales en el área central así como la reducción de transbordos en el Área Central;
  • Construir la Línea F de Palermo a Barracas (con futura proyección a Avellaneda). Esta obra tiene un costo estimado de 1.050 millones de dólares con una longitud total de 8,6 km. incluyendo 13 estaciones;
  • Gradual conversión a vehículos híbridos eléctricos de los colectivos que circulan por la red de Metrobus, en cumplimiento de los objetivos del Plan Urbano Ambiental (PUA) que incluye la promoción de un sistema de transporte sustentable a efectos de mejorar las condiciones logísticas de movilidad, seguridad y calidad ambiental;
  • Modificar la terminal Virreyes de la Línea E o construir una nueva terminal para aumentar la frecuencia de la línea, pudiendo ser terminal de ómnibus Dellepiane;

 

 

POR Prensa


INFOSUR | Politica | La red de subterráneos y el transporte sustentable en CABA

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS