SITIO OFICIAL

Las causas de la crisis económica

Compartimos un análisis político económico a la actual crisis del país.

crisis}Nuestro país se encuentra sumido en una profunda crisis económica.
En la última década se acrecentó al punto de que el empleo formal es sumamente escaso, los resultados negativos en las empresas son moneda corriente, y cada vez más PYMES cierran sus puertas.

Algunos de las causas que nos han hecho caer en esta situación son:

1. CONCENTRACION DE LA PARTICIPACION DE LAS GRANDES EMPRESAS:
Desde hace más de dos décadas venimos siendo testigos del crecimiento de los grandes actores de la economía, lo cual significa una concentración de la economía en el sector de mayores recursos.
Las privatizaciones de empresas públicas fueron la llave para acrecentar ese proceso, junto con la falta de transparencia y la corrupción generalizada.
Pero en la última década el aumento de la corrupción fue tal que el crecimiento de ciertos grupos de la mano del gobierno a través de políticas de amiguismo, falta de transparencia en procesos licitatorios, participación formal o informal de funcionarios públicos en empresas privadas, y digitación de reglas de juego “a medida” desde ciertas secretarías gubernamentales como la de comercio crearon un caos en la economía.
Es muy importante tener en cuenta que cuanto mayor sea la concentración de la economía, menor será la cantidad de puestos de trabajo disponibles.

2. DISMINUCION DE LA PARTICIPACION DE LAS PYMES EN LA ECONOMIA :
Las PYMES y los emprendedores juegan un papel sumamente importante en la economía. Desde la segunda mitad de la década del 70 en adelante, salvo breves períodos de recuperación, hemos observado el continuo deterioro de ese sector. El principal motivo ha sido la falta de rentabilidad, debido entre otras cosas a la competencia en condiciones de inferioridad con empresas de mayor tamaño, a la falta de crédito accesible, a la falta de políticas que defiendan la competitividad respecto de grandes actores o formadores de precio, a la apertura indiscriminada de la importación, al cierre de la exportación para determinados productos, y a la fuerte presión impositiva. Esto ha llevado a la bancarrota a muchos emprendimientos y PYMES, e incluso genera una importante cantidad de gente EXCLUIDA del sistema, inhibida, incorporada al perverso VERAZ, bloqueado su CUIT, y sin posibilidades ya de seguir participando en la economía.
Y agreguemos que este proceso ha ayudado fuertemente a lograr los altos niveles de desempleo actuales.

3. FALTA DE CLARIDAD EN LAS REGLAS DEL JUEGO:
Los sucesivos gobiernos han creado reglas del juego que afectaron profundamente la economía, pero además dichas reglas han cambiado drásticamente de un momento a otro. Así, pasamos de un proteccionismo importante con una economía en crecimiento en los años 70, a una apertura creciente con fuerte deterioro de la economía del 76 en adelante, luego un breve recupero culminó en un período de hiperinflación, para pasar a la virtual dolarización y deterioro total de los términos de intercambio. Es imposible resistir estos cambios, la economía debe tener un rumbo y corregirse con leves modificaciones. Hemos vivido muchas veces cambios de 180º en el rumbo al que empresas pequeñas o emprendedores sin demasiado capital se ven imposibilitados de seguir y terminan quebrando. Medidas como golpes de shock, incautación de ahorros, aperturas y/o cierres violentos de importación y exportación, fijación de precios de bienes o servicios, manejo interno de precios internacionales, etc generan total desconfianza y descalabro en la economía.

4. EXAGERADA PRESION TRIBUTARIA:
La política tributaria de nuestro país este plagada de leyes de emergencia “por única vez” que perduran en el tiempo y hacen imposible mantener las fuentes de trabajo.
No hay un criterio central como gravar la renta, o el consumo, o el capital. Aquí se grava fuertemente la renta, también al consumo, también al capital, también a los ingresos eventuales, también a los ingresos brutos (que aunque parezca una tasa pequeña, produce un gran daño a la economía) y como si esto fuera poco, los mínimos imponibles y deducciones respecto de actividades como la cuarta categoría de ganancias, o sea, renta del trabajo personal, NO SE ACTUALIZAN DE LA MISMA FORMA QUE EL RESTO DE LA ECONOMIA. Los trabajadores ven reducirse sus ingresos porque los altos índices de inflación afectan sus bolsillos, pero los aumentos de sueldos son absorbidos por el impuesto a las ganancias.
El deterioro de esta relación en la última década deja claramente a la vista que el estado ha dejado de recaudar dinero suficiente para solventar sus gastos, ya sea porque muchos actores económicos han desaparecido o quebrado, porque otros como los grandes actores pagan menos impuestos, y además porque los gastos han crecido en forma exponencial, y se le hace necesario saquear a los trabajadores para mantener el actual nivel de gasto público.

5. EXCESIVO GASTO PÚBLICO EN AREAS IMPRODUCTIVAS: el crecimiento del gasto público en nuestro país viene acelerándose gradualmente desde hace décadas. Cuando se privatizaron las empresas públicas, buena parte del personal quedó cesante y otra fue absorbida por el estado en sus distintas formas. A partir de allí el crecimiento del gasto se aceleró, no solo porque había que absorber parte de la mano de obra que quedaba sin trabajo, sino porque además el deterioro de la economía hacia que cada vez más empresas cierren y el estado debió comenzar a distribuir subsidios que, por perdurar en el tiempo, dispararon el gasto y deterioraron fuertemente la economía, dañando incluso la cultura del trabajo. Pero además de todo esto, la corrupción generalizada en el gobierno hizo crecer desmedidamente el gasto público de la mano de grandes sumas reservadas, enriquecimiento injustificable de muchos funcionarios públicos, incluso gran aumento de empleados públicos militantes absolutamente obsecuentes al poder. Esta masa de recursos debiera direccionarse hacia áreas estratégicas que conlleven la utilización intensiva de mano de obra local capacitada de acuerdo a la visión del perfil productivo que logremos consolidar en el país.

6. AUMENTO DE LA DESCONFIANZA: este ítem está estrechamente relacionado con el 3. Las reglas de juego poco claras, las medidas desacertadas o malintencionadas, la corrupción generalizada, los actores económicos “acomodados” o “socios” del gobierno, y la desazón propia de la crisis hacen que la gente descrea completamente del sistema, y, por ejemplo, se refugie para preservar sus ahorros en activos fuera del mismo, ya sea en moneda extranjera u otras formas de ahorro no convencionales que extraen los recursos del propio sistema y terminan colapsándolo. Suele formar parte del final de cada ciclo.
En el comienzo del año 2015 y a un paso de las elecciones generales nos encontramos inmersos en esta dura crisis, negada por las propias autoridades pero bien visible a los ojos y el bolsillo de la mayoría de la sociedad.
Es muy claro que las actuales autoridades ya no pueden hacer nada para cambiar la situación.
Pero es al mismo tiempo claro que se necesita un gobierno con metas muy claras, con una visión de país a largo plazo que incluya a toda la sociedad en su conjunto sin considerar enemigos a quienes piensen diferentes sino tratando de sumarlos a una gran causa, nuestra gran causa nacional: un país que resurja de sus propias cenizas y vuelva a ser la Argentina que alguna vez conocimos, aquella que nuestros abuelos y bisabuelos eligieron para emigrar porque había oportunidades para todo el que quisiera trabajar.

Y ese gobierno tiene que tener, además de idoneidad y honestidad, AUTORIDAD MORAL para lograr los cambios que el país necesita.

El rol del estado en esta coyuntura es primordial. Tiene la obligación de DIRIGIR la economía. Para esto se necesita una visión clara del objetivo, y un camino a seguir a largo plazo para lograrlo.

Se necesita entender los problemas de todos los actores, incluirlos en la economía y fomentar su desarrollo manteniendo un equilibrio entre los diferentes sectores.

Entre otras cosas, tendrá que:
1. Ayudar a recuperar el empleo privado en calidad y cantidad, generando cantidad de nuevos puestos de trabajo dignos.
2. Ayudar a recuperar la confianza de nuestros emprendedores y demostrarles que es posible volver a crecer, generar trabajo, desarrollarse y volver a obtener ganancias.
3. Crear las condiciones para que todas las personas físicas excluidas del sistema puedan tener la oportunidad de ingresar a la economía formal porque son absolutamente necesarias para el crecimiento.

Esto significa:
EDUCAR LABORALMENTE a un sector para que tenga oportunidades de trabajo. Se trata del sector de menores recursos, muchos beneficiados por un sistema de subsidios mal intencionados que los transforma en cautivos de un clientelismo político y prisioneros de una marginalidad económica creciente que caracteriza a los últimos años, que se ve reflejada en el crecimiento de las villas de emergencia.
REFORMULAR LA POLÏTICA DE SUBSIDIOS con la intención de que éstos sean absolutamente universales, transparentes (no operados políticamente), y temporalmente limitados (solo un paliativo hasta la reinserción al mercado laboral del beneficiario).
INCLUIR A LOS QUE ESTEN FUERA DEL SISTEMA FORMAL: a los que por razones de los vaivenes económicos hubieren quedado fuera del sistema, limpiarles su veraz y desbloquearles su CUIT. Respecto de esto último, considero que es una medida absolutamente inconstitucional y un abuso de poder. En un contexto de corrupción generalizada y de cambios repentinos en las reglas del juego, es casi imposible que los emprendedores y PYMES no se caigan del sistema en algún momento y bloquearles su CUIT implica impedirles su recuperación y genera su MUERTE ECONOMICA. Se necesitan políticas tendientes a permitir que ese sector vuelva a acceder a la economía formal.
4. Crear y aplicar un marco económico-legal justo y equitativo que ejerza un contrapeso en las posiciones dominantes empresarias, capaz de terminar con los monopolios (incluso de los servicios) y que permita mantener un rumbo a largo plazo para que todos puedan planificar a futuro sus decisiones sin sobresaltos.
5. Movilizar la economía, tomando diversas medidas tendientes a incrementar la actividad en su conjunto y a reactivar las economías regionales.
Ejemplo de estas serían:
- baja de impuestos, y reestructuración del sistema tributario en su conjunto para hacerlo más equitativo.
- promociones industriales en zonas despobladas o en rubros cuya competitividad se necesite aumentar.
- obras de infraestructura tendientes a garantizar energía y riego en todo el país (incluso en zonas actualmente no productivas con potencial a futuro).
- fomentar la creación y utilización de energías alternativas, tanto a nivel regional como nacional.
- fomentar la exploración y explotación del petróleo de forma convencional en áreas actualmente no explotadas.
- fomentar la industrialización de materias primas nacionales con vista a aumentar las exportaciones de productos elaborados.
6. Tendrá que demostrar con su austeridad que es posible crecer sin despilfarrar, sin gastar el dinero que no se tiene ni malversar el dinero de los contribuyentes, y sobre todo no saquearlos, sino dejar que crezcan porque SI TODOS LOS SECTORES CRECEN, LA ECONOMIA EN SU CONJUNTO CRECERA.

POR Prensa


INFOSUR | Opinion | Las causas de la crisis económica

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Afiliate

PROYECTO SUR EN TWITTER

PROYECTO SUR EN FACEBOOK

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS