Menú
Firmá el petitorio para que Aranguren renuncie a su cargo #chauaranguren Sumá tu firma! »
Pueblos originarios

Mapuches y Estado represivo: La lucha continúa

13/01/2017

Por Dra. María José Vázquez (Asesora Proyecto Sur). Sobre la brutal represión a la comunidad LOF en Chubut.


Mapuches y Estado represivo: La lucha continúa

Las luchas de estos últimos años del pueblo Mapuche, son el reflejo de su resistencia a un fuerte proceso de inversiones económicas en el territorio de la Araucanía, que se basan en un coercitivo extractivismo con proyectos hidroeléctricos, mineros y de la industria pesquera, además de muchos otros. Entre ellos destaca la industria forestal, que crece hasta 50 mil hectáreas por año con monocultivos de pino y eucalipto. Esta creciente y poderosa industria está agotando los mantos acuíferos de las comunidades mapuche, destruye la biodiversidad, base de la cultura tradicional y espiritual de ese pueblo, y requiere de enormes cantidades de pesticidas y agroquímicos que contaminan y envenenan sembradíos, agua y animales de los pueblos originarios.

Frente a esta situación trágica de destrucción ambiental y al proceso de despojo de tierras, han germinado innumerables expresiones de resistencia y movilización mapuche, y en contrapartida los gobiernos nacional y provincial, en vez de salvaguardar sus derechos, declarados en la Constitución Nacional, genera estrategias de criminalización de la lucha de nuestros pueblos originarios.

Los integrantes de las comunidades, han sido arrestados y llevados ante los tribunales acusados de asociación ilícita terrorista, con base en la llamada Ley Antiterrorista, creada por la dictadura y utilizada por los gobiernos democráticos contra el movimiento mapuche. Esta ley posibilita la utilización de testigos protegidos o secretos, de manera que la defensa no tiene acceso a su identidad y se viola así el derecho al debido proceso. Dicha legislación punitiva de excepción permite alargar la prisión preventiva de modo arbitrario, además de un doble procesamiento, tanto por el ámbito civil como por el militar.

En los últimos días, el ambiente represivo se ha acrecentado, Esta situación desató una ola de represión contra las comunidades, que ha incluido violentos allanamientos, detenciones arbitrarias, la militarización de la zona y el uso ilegal de la fuerza por parte de los aparatos represivos.

En este contexto, los gobiernos nacional y provincial y parte importante de la clase política han demostrado su desprecio y racismo hacia los mapuches y los pueblos originarios en general.

Llamamos al Estado a detener la represión, al respeto de derechos de este pueblo y a la procuración de justicia ante sus demandas.