SITIO OFICIAL

Proyecto Sur y las elecciones legislativas del 22 de octubre

El partido fijo posición de cara los comicios que se realizarán en 22 de octubre de 2017

En las PASO quienes no votaron a Cambiemos sumaron más del 60% del electorado nacional. Sin embargo, le han querido hacer creer a la ciudadanía que ahora se vota un cambio de gobierno, o que las opciones para el país son sólo ajuste o corrupción, cuando se trata de una elección legislativa que difícilmente cambie la dirección política del gobierno. Sólo se votan legisladores y ellos podrán modificar el rumbo conformando nuevas alianzas legislativas en el Congreso, por lo que para vencer el proyecto de Macri no hace falta trasladar nuestros votos a Cristina, que más que unir, divide a la oposición.

El modelo de ajuste y de entrega que el Gobierno de Cambiemos viene ejecutando, más el alto nivel de endeudamiento, el déficit fiscal, la apertura de las importaciones, la caída de la industria y el cierre de PYMES sufriendo altas tasas de interés, los tarifazos, los despidos, el desempleo de jóvenes, las ventajas a las corporaciones petroleras y mineras y el insuficiente control en la suba de precios de los productos de la canasta básica, nos está llevando por un camino nefasto que los argentinos ya conocimos en el pasado.

Cambiemos postula un modelo extranjerizante, de libre comercio y apertura económica, mayor endeudamiento, flexibilización laboral y ajuste, liderado por las grandes empresas transnacionales que no resolverá el tema social. Argentina, en cambio, reclama de urgencia, un Modelo Nacional y Popular, liderado por las Pymes, los Grupos Nacionales y el Estado, que termine con la pobreza, el desempleo y la exclusión de territorios y del pueblo.

La inserción internacional de la Argentina en la economía mundial de apertura y libre cambio apoyando los Acuerdos del Pacífico y del Mercosur-Unión Europea en el marco ideológico de la OMC, van a contra mano de los intereses nacionales, inclusive, de las políticas soberanas y proteccionistas de grandes potencias como Estados Unidos e Inglaterra. En lo institucional, el gobierno de Macri modificó leyes nacionales por decreto como hizo Cristina, no democratizó la Justicia ni saneó los organismos de seguridad que operan con los mismos jueces federales y jefes de inteligencia que vienen ejerciendo desde Menem. Por estas razones Proyecto Sur no votará a Cambiemos.

Al mismo tiempo, expresamos nuestra crítica al doble discurso de  Cristina Kirchner y a a la cúpula del kirchnerismo. No decimos que sea lo mismo que el macrismo: Macri y Cristina se eligieron como opositores porque necesitan polarizar la elección, configurando una suerte de nuevo bipartidismo. Los Kirchner tomaron buenas medidas sociales y democratizadoras y el peronismo de los humildes se sintió representado por ellas. En cambio, Cambiemos gobierna para los más ricos y los sectores concentrados de poder y en muchos casos, con banderas democráticas y republicanas. Ambos han coincidido en mantener el modelo privatizador de los recursos estratégicos de Menem y leyes de la dictadura como la Ley Financiera de Martinez de Hoz, la de Inversiones Extranjeras y otras.

El kirchnerismo tomó medidas sociales y políticas que reclamaba la sociedad: la Asignación Universal por Hijo; la Convención Colectiva de Trabajo y la Política Activa de Ingresos a favor de asalariados, desocupados y jubilados; la política de Derechos Humanos; la Política Internacional y Latinoamericana; las Políticas de Ciencia y Técnica. Pero al mismo tiempo continuó con las medidas de entrega de los recursos naturales que había iniciado Menen y con una mayor extranjerización a favor del capital brasilero y chino; prorrogó por 20 o 35 años los contratos petroleros, siguió pagando la deuda externa contraída por la dictadura sin haberla investigado, compró llave en mano centrales nucleares y ferrocarriles en China liquidando nuestra industria.

Siendo leales al proyecto estratégico y democrático de Juan Domingo Perón, exigimos de la cúpula kirchnnerista una autocrítica profunda por las traiciones a sus postulados emancipatorios y por el rechazo explícito a la idea de financiar la política con la apropiación de dineros públicos a través de los sobreprecios de la obra pública y las compras del Estado. Los fondos sustraídos, hoy faltan en las escuelas, hospitales, el PAMI y en las obras de infraestructura (caminos, cloacas, etc).

Las bases populares que votaron la cúpula kirchnerista ¿son responsables de los delitos y errores cometidos por ella?. Por supuesto que no: el pueblo que los votó son nuestros compañeros en la batalla contra el modelo neoliberal y la construcción de una Argentina, libre, justa y soberana  La línea divisoria entre el peronismo auténtico y los oportunistas de siempre, es la defensa de los postulados de los artículos 38, 39 y 40 de la Constitución de 1949 y el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional. Lo que importa es el pueblo, que antes y ahora, se identifica con las banderas fundadoras del movimiento de Juan y Eva Perón. Esta ciudadanía  esta hoy desunida y espera que aclare acampando a la vera del camino.

Una vez más el ciudadano común esta frente a dos opciones falsas y mentirosas y no sabe a quien votar. La política y los partidos están en crisis y seria un grave error creer que los ciudadanos votan siguiendo ordenes. Los votantes de Proyecto Sur tienen la suficiente conciencia política como para elegir por si solos la mejor opción opositora al modelo de ajuste neoliberal o al seudo progresismo impregnado de corrupción..

Hay que mirar al futuro: no se puede hacer política pensando sólo en el pasado, aunque sirva para no repetir errores. Llamamos fraternalmente a todos los ciudadanos sin partido, a los que estan solos y esperan, a los jóvenes y a todos los kirchneristas, peronistas, progresistas, radicales, y militantes sociales, a debatir y trabajar por la reconstrucción de un proyecto nacional con objetivos emancipatorios, que sean una auténtica oposición al modelo neoliberal.

Proyecto Sur rescata entre sus antecedentes las políticas de Unidad Nacional de Juan Perón (“para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”) la Concertación Política, Económica y Social y Plan Trienal de 1973 con el objetivo de aportar a la formación de un tercer espacio, alternativo a las falsas opciones del bipartidismo. Un frente amplio donde confluyan lo mejor y más representativo de las grandes corrientes políticas nacionales -el peronismo, el radicalismo y el socialismo- con los movimientos sociales que son los mayores protagonistas del cambio cultural, económico y político del nuevo siglo.

Por todo esto, es imprescindible que no quede nadie sin votar y que se vote con libertad de conciencia la mejor opción contra el modelo neoliberal-conservador que encarna hoy el frente Cambiemos.

MOVIMIENTO PROYECTO SUR

6/10/2017

POR Prensa


INFOSUR | Actualidad | Proyecto Sur y las elecciones legislativas del 22 de octubre

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Afiliate

PROYECTO SUR EN TWITTER

PROYECTO SUR EN FACEBOOK

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS