Menú
Firmá el petitorio para que Aranguren renuncie a su cargo #chauaranguren Sumá tu firma! »
Luchas sociales

Solanas: “El kirchnerismo le da la espalda a las economías regionales”

24/06/2015

El senador nacional de Proyecto Sur fija su postura sobre la negativa del krichnerismo de dar una solución a la crisis de los trabajadores frutícolas.


Fernando “Pino” Solanas.

Tras la derrota de Miguel Ángel Pichetto, candidato kirchnerista a la gobernación de Río Negro, el oficialismo se negó a escuchar los reclamos de los productores frutícolas de esta provincia y Neuquén que piden una serie de medidas que atiendan la grave crisis que vive el sector por la falta de precio interno y la caída de mercados externos.

Representantes de la Federación de Productores de Fruta viajaron el miércoles pasado a Buenos Aires para tener una reunión con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y con el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela. Sin embargo, los funcionarios kirchneristas suspendieron el encuentro.

La clara intención del kirchnerismo es que los costos políticos de las protestas los pague exclusivamente el gobernador electo de Río Negro Alberto Weretilneck, convirtiendo a los productores en rehenes tironeados por la provincia y la Nación. Con este desencanto, los productores deberán volver a cortas las rutas, recuperando su reclamo, y fortaleciendo su lucha.

En este sentido, Fernando “Pino” Solanas, senador nacional de Proyecto Sur, manifestó que “por un mal resultado electoral, la administración kirchnerista le da las espalda a los productores del interior del país. La crisis de las Economías Regionales (vitivinicultura, peras y manzanas, olivos, azúcar, limón, aromáticas, etc.) es terminal y urge un cambio de políticas”.

El sector frutícola tiene un déficit de u$s 190 millones. Se necesitan fondos compensatorios por $ 1200 millones para revertir la crítica situación. Actualmente el productor de manzanas cobra $ 1,20 por kilo, mientras que el consumidor paga alrededor de 25 pesos. Así, en la Argentina se producen unas 1650 toneladas de frutas por año que equivalen a $ 1000 millones: de los cuales, unos $ 430 millones se los queda el Estado mediante el cobro de impuestos.

Por otra parte, productores agropecuarios, del transporte y cooperativas de Entre Ríos se movilizaron este jueves para reclamar al gobierno un plan de salvataje ante la penosa situación del sector que perdió rentabilidad, y en apoyo a sus colegas patagónicos. La propuesta es instar al gobierno provincial a recibir a las entidades productivas y establecer un plan de salvataje para poder iniciar un proceso de recuperación de la rentabilidad perdida.

Por otra parte, Solanas se refirió a otras dos actividades en crisis, trigo y ganadería. “En tiempos de siembra de trigo, no olvidemos que la administración kirchnerista se despide con los niveles más bajos de superficie sembrada de trigo en 50 años y sin ningún desarrollo en materia de clasificación/segregación, acondicionamiento, almacenamiento y logística para este tradicional y estratégico cultivo”.

Y agregó que “la administración K pondera el acceso a la “Cuota 481” pero lo que no dice que por sus políticas desacertadas las exportaciones de carne pasaron de ser el 17.5% del total a solo el 5% y sin lograr cortes a precios accesibles para el consumidor argentino.