SITIO OFICIAL

Solanas: "Queremos una Justicia sin doble vara"

El senador Fernando Pino Solanas se refirió al pedido de allanamiento de los domicilios de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El senador Fernando Pino Solanas se refirió al pedido de allanamiento a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su discurs en el Senado. Estas son las partes más importantes.

Bastante se ha dicho ya a lo largo de la tarde. Nosotros hemos tenido una posición muy clara con respecto a los temas que se están tratando y hemos sostenido, a lo largo de estos años, que era necesaria una reestructuración o desinfección de la Justicia federal penal, una renovación real, y que debíamos pasar al respeto irrestricto de los procedimientos que exigen los códigos procesales penales. Promesa que se ha hecho varias veces –que la hizo este gobierno–, pero se siguen repitiendo, más o menos, los mismos procedimientos. Por supuesto, nunca hay una verdad absoluta, ni una mentira absoluta. La causa de los cuadernos, que tiene un perfume… Estos cuadernos parecen haber sido reescritos o haber sido manipulados, porque no se puede comprender que el periodista que los recibió, Cabot, recibió el original, lo entregó y, qué casualidad, se perdieron por el camino. Y qué casualidad que de pronto en estos cuadernos, el capítulo de la gran megacausa que todavía no destapó su olla, que es el soterramiento del Sarmiento, donde están unidos IECSA, Roggio, Odebrecht y la empresa asociada –eterna asociada– del grupo Macri, que es Ghella, todavía esto no se ha destapado. Pero no figura nada de esto en los cuadernos. Recordemos que en mayo del año 16, el gobierno nacional le adjudicó 45.000 millones de pesos a la obra del soterramiento del Sarmiento, al grupo de estas cuatro empresas. ¿Quién era el contrincante de esta licitación? El grupo del señor Wagner. Recordemos las declaraciones de Wagner, como las declaraciones de los empresarios, la patria contratista de siempre, hoy asumida como patria coimera, que lo ha reconocido públicamente y ha superado el relato de los cuadernos. Bueno, todo esto falta destaparse. Ojalá podamos avanzar hacia una Justicia que salte la grieta. El delito es delito, sea de tu padre, tu hermano, tu hijo. Y por supuesto, cuando hay presunción de delito, deben funcionar las fiscalías y debe funcionar una Justicia objetiva e imparcial. Estamos lejos de esto. Porque si vamos a la causa que estamos tratando, el periodista con los cuadernos no los llevó a la Cámara Federal. Los entregó a su fiscal amigo. Su fiscal amigo lo entregó a su juez amigo. Casualmente, el juez Bonadío, que viene batallando en la investigación de presuntos delitos de la ex presidenta de la Nación y senadora Cristina Fernández de Kirchner. Ni el pretexto de la conexidad está, porque en el Juzgado Federal Penal número 10, el juez Ercolini tiene dos o tres causas. Pero no. Todo eso configura un armado tan evidentemente direccionado al castigo. Investigación y castigo. Y digo investigación y castigo, porque para ser serios, hay que empezar cumpliendo con los códigos, con lo que están marcando los códigos procesales. Los sumarios deben ser secretos; confidenciales. Sin embargo, a los pocos minutos, al rato de las declaraciones de cada uno de los que pasaron por la Justicia, estaban las declaraciones en la prensa. El circo que se ha hecho con las filmaciones y con estas declaraciones es manifiesto.

Ahí no hay vocación de investigación, señora presidenta. Ahí hay vocación de humillar. Hay vocación de vejamen sobre el adversario. Nosotros lo hemos dicho siempre: al adversario, la mejor calidad de justicia. Que sea intachable; que ninguno pueda dudar, para que podamos avanzar realmente en un país más claro y con mayor ética pública en los procedimientos y en los jueces elegidos. Todo eso debe ser incuestionable, señora presidenta. Yo no estoy diciendo con esto que no deben ser investigados todos los hechos donde hay presunción de delito. El sector que represento, en todos estos años y en los años del gobierno anterior, en defensa del interés de la Nación y de la ética pública solicitó todas las investigaciones en cada uno de los casos que consideramos que eran evidentes los actos de presunción de corrupción. Recordemos las innumerables denuncias que hicimos por los ferrocarriles, por las concesiones petroleras sin licitación y sin pago de canon alguno en octubre del año 14. Y recordemos las renegociaciones de la hidrovía. Una de ellas, nada menos, tuvo la gracia de cambiar el contrato que era en pesos, a dólares. Pero no voy a enumerar todas ellas. Lo que estoy diciendo con esto, es que tiene que existir la misma vara para unos y para otros. Y no existe en este caso la misma vara. No la existe, señor presidenta. Ha sido una medida, realmente, que ha contribuido a la clarificación de los hechos la carta o las declaraciones de ayer de la senadora Cristina Fernández de Kirchner solicitando que venga el juez a allanar el departamento. Sinceramente, toda esta medida, tan jugada mediáticamente sobre el allanamiento a los departamentos, es una payasada. El que quiere esconder algo, no lo tiene en el tan anunciado allanamiento a su departamento y cosas por el estilo. Vuelvo a repetir, acá la vocación es humillar y matar políticamente al adversario. Y a esto nosotros nos oponemos de manera muy firme. ¿Sabe por qué, señora presidenta? Porque no quisiera que al señor Macri ni a sus ministros se los juzgara y se los llevara en pijamas, como lo sacaron, sin condena, a la cárcel. Es una vergüenza eso. No lo quisiera para ellos. Y mire que va a haber causas, seguramente, señora presidenta, cuando esto se vaya. ¿Y por qué digo esto? Porque el mayor delito de corrupción de la Argentina contemporánea es el endeudamiento, la mafiocracia financiera y bancaria de este país que nos castiga con intereses usurarios a todos los argentinos. Acá es posible estafar a la Nación argentina, llevándose 12.000 o 13.000 millones de dólares en una semana. ¡Impunidad! Y acá no funciona la Justicia. Cuando critico al señor juez Bonadío, y al día de hoy todavía no conseguimos que la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado nos entregara el auto del juez Bonadío pidiendo los fundamentos del allanamiento. Es una vergüenza esto. Sinceramente, ¿cómo se puede dar una opinión de esto? ¿Cómo se puede fundamentar si está, o no, acertado? Yo creo que tenemos que coincidir, todos los que estamos con vocación democrática y con vocación de militar la ética pública, en que no queremos estos procedimientos a la Bonadío, como nunca quisimos los procedimientos a la Oyarbide, señora presidenta, por dar algunos nombres. Queremos un país que nos dé confianza, que la Justicia no tenga doble vara, y que podamos confiar en ella.

Entonces, señora presidenta, con todas las cosas que vengo diciendo, sin duda, no convirtamos la justicia en venganza. ¿Qué pasó con Hipólito Yrigoyen, amigos radicales? ¿Qué pasó? ¡Pobrecito! Hasta se metieron en su casa, físicamente. ¿Y qué pasó con Juan Domingo Perón y Eva Perón? Lo calumniaron de todo lo que nos podemos imaginar; y hubo dos tentativas de asesinato muy concretas, impulsadas por el famoso Quaranta. ¿O se olvidaron de Quaranta al frente de la SIDE, en las épocas que se fusilaba, en la Argentina? Sin clemencia. Recordemos al general Valle. No queremos esa Argentina, señora presidenta.

Entonces, vuelvo a decir que mientras la mafiocracia hace negocios multimillonarios, con endeudamientos por los que no se rinde cuentas a nadie y nos endeudan hasta por cien años… Y esto no lo tenemos en carpeta. De ninguna manera estoy diciendo, con esto, que no se deben investigar todos los delitos que se presumen cometidos. En el caso de la señora ex presidenta y senadora, Cristina Fernández de Kirchner, por supuesto, por su investidura como ex mandataria de todos los argentinos, cuando se la humilla a ella, se humilla a esa porción grande que la votó, señora presidenta. Nos merece, todo eso, el mínimo de prudencia y de respeto. Por estas razones, yo digo que, en la línea en que la senadora Fernández de Kirchner presentó ayer: “Bueno, si están interesados, que vengan”, yo diría que lo que abunda no daña –en el artículo 2° de la declaración, proyecto–, y que debe recomendarse al juez Bonadío hacerlo responsable de que no va a haber circo mediático con este allanamiento; hay que hacerlo responsable de la citación expresa del defensor de la señora senadora; y hay que hacerlo responsable de que no arríen con todos los documentos de la señora senadora que tienen que ver con su tarea parlamentaria, porque bien ha quedado claro que le pertenecen a ella y que deben ser defendidos. Nosotros, en esas condiciones, vamos a acompañar, y creo que es la voluntad de la señora senadora y de todos. Acá, no hay que ocultar nada. Acá, hay que darle un mensaje –y esto es lo más importante y mis palabras finales–, hay que darle un mensaje al pueblo argentino. Queremos una Argentina con Justicia sin doble vara. Queremos una Argentina que vaya dejando atrás la patria coimera, la patria contratista y la venalidad. Digo esto con la autoridad de haber sido el primero que presentó en el Congreso de la Nación un proyecto por la imprescriptibilidad de los delitos que, en el ejercicio de las funciones, se cometieran contra el patrimonio público. Diciembre del año 12. Muchas gracias.

POR Prensa


INFOSUR | Actualidad | Solanas: "Queremos una Justicia sin doble vara"

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PROYECTO SUR EN TWITTER

PROYECTO SUR EN FACEBOOK

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS