SITIO OFICIAL

Solanas votó en contra de la modificación de la ley de Papel Prensa impulsada por Cambiemos

El senador de Proyecto Sur votó en contra del tratamiento express de Cambiemos a la ley de Papel Prensa.

El senador de Proyecto Sur Fernando “Pino” Solanas votó en contra de la modificación de la Ley de Papel Prensa. La liberacíon del precio del papel para diarios, que recibió 45 votos a favor, 16 en contra y tres abstenciones. Esta ley favorece sólo a los medios hegemónicos y se olvida de los medios pequeños.
Compartimos el discurso completo de Solanas:

Sr. Solanas.- Señora presidenta: en la misma dirección de la excelente intervención del senador Luenzo y de la senadora preopinante, creo que acá se están silenciando muchos temas. Uno de ellos –y no es menor– es la opinión de los distintos sectores que agrupan a los medios gráficos y, sobre todo, a los del interior del país.
Me voy a permitir leerlos. Los editores gráficos de diarios y periódicos de las regionales argentinas –DYPRA–, manifestando su preocupación por la derogación de los artículos centrales de la ley 26.736 que declaró de utilidad pública la fabricación de pasta de celulosa, expresan: La ley 26.736 equilibró la comercialización de papel con objetivos muy claros. Por un lado, Papel Prensa les vende al mismo precio a todos sus clientes, sin importar la cantidad que estos adquieran, a partir de una tonelada. Por el otro, evitaba que los diarios Clarín y La Nación, accionistas mayoritarios de Papel Prensa, se autovendan el insumo a un precio diferenciado para obtener ventajas competitivas frente al resto de los medios gráficos.

En síntesis, el rol del Estado es de suma importancia para controlar el objetivo fundamental que, como bien se dijo antes, es asegurar la libertad y pluralidad de la prensa y de la calidad informativa, señora presidenta.

Por otro lado, la Cámara de Diarios y Periódicos Pymes de la provincia de Buenos aires rechazó la media sanción de la Cámara de Diputados diciendo que: Lamentablemente, a la situación terminal en la que se encuentran la mayoría de los diarios y periódicos locales, sobre todo los que se editan en pequeñas localidades y ciudades del interior, se suma ahora la derogación de la mayoría
de los artículos de la ley 26.736, de papel para diarios, que en diciembre de 2011 democratizó la comercialización de papel para diario.

¿Qué significa la abolición del precio único? Concentración y más poder para el productor del papel nacional. Acá se ha dicho que bajó el consumo; lo que no se ha dicho es que en el interior ha bajado el consumo en las grandes urbes, pero en las pequeñas ciudades y en las ciudades del interior se sigue leyendo el medio local.
¿Por qué señora presidenta? Porque lo que ha venido sucediendo en estos años es profundizar la tendencia de monopolizar el control informativo y comunicacional del país. Lejos de asegurar la pluralidad informativa, la ha concentrado; basta hacer zapping por la televisión argentina. Hay muchos canales, pero se dice más o menos lo mismo en la gran mayoría de ellos.
Además, ¿Se está honorando la libertad de prensa? ¿Cuál es la principal preocupación que tenemos nosotros? ¿Asegurarle el negocio, el mercado? Nosotros queremos asegurar los instrumentos legales, jurídicos y económicos que permitan la pluralidad. Y la pluralidad se asegura cuando les aseguramos a los más chicos el mismo derecho que tienen los más grandes. Esta ley, como bien se dijo antes, es terminal para los medios pequeños.

Yo voy a decirle, señora presidenta, en la línea de cómo se viene menoscabando la libertad informativa, es el uso político de los medios de comunicación centrales. ¡Están todos en campaña, señora presidenta! Y hay que destacar la fuerza que tienen los medios centrales; forman parte del partido gobernante. ¿O alguno tiene dudas de esto? ¡Se acaba de votar en esta Cámara la ley TIC! La gran ley de medios que se votó hace varios años, después de un debate de varios meses por donde desfilaron referentes de todos los sectores involucrados, no solamente los profesionales y especialistas de la comunicación. Porque la información, la comunicación, la cultura y la educación son de absoluto interés público, y debe opinar el país entero, no los especialistas solos.
La ley de medios fue destrozada al comienzo de este gobierno. Y después se pretendió reemplazarla por una ley de apuro, una ley de negocios. Convertir este tema gigante… Porque usted sabe, señora presidenta, que hoy se lee más, se está más pendiente de los grandes medios que en otros tiempos. Entonces, con la votación de la ley TIC, se pretendió reducir la ley de medios a 13 artículos hechos a la medida del cuádruple play; reducir en cuatro grandes grupos la información o la calidad de la información. Va a contramano de la Constitución Nacional, va a contramano del artículo 75, inciso 19, señora presidenta. Yo creo que todo esto es muy preocupante, los grandes medios censuran y no dan toda la información, señora presidenta. Son parte del aparato político y del entramado de poder que sostiene al gobierno nacional.

Esto es más que preocupante. Y que no se haya puesto en funcionamiento la comisión de seguimiento de los medios, ¿qué significa esto? ¿Es un mensaje democratizador? Por el contrario, señora presidenta.

Por eso, yo creo que estamos en problemas.

Pasarla así a la disparada, en la última sesión del año, y dejar a los medios del interior supeditados al precio que le fijen los dos grandes en Papel Prensa, la verdad, me parece lamentable este proyecto. Debería sacar un “no” rotundo de este cuerpo. Y ni qué hablar con el decreto 1.133. Son medidas absolutamente arteras que van a contramarcha de los derechos adquiridos.
Estamos muchísimo peor. Yo no digo que todo lo que estaba en la ley de medios estaba perfecto. Las leyes son perfectibles, pero esa fue la consecuencia de un grandísimo debate ya abierto en el Congreso de la Nación en los años 90.
Fue la consecuencia de la opinión mayoritaria de innumerables decenas de ONG y de organizaciones culturales, espacios sociales y universitarios, de derechos humanos, etcétera.
Con todo esto, termino expresando nuestro rechazo y me sumo a esa idea del senador Luenzo, que realmente estas son leyes, o estas son medidas que se vienen sumando y ni qué hablar del cine nacional, señora presidenta. Fue borrado de todo. Y la suerte de intervención de un ajeno al cine, como quien gobierna hoy el Instituto del Cine, está descuartizando el cine nacional. Todas
las organizaciones del cine se han movilizado y están en la calle.

¡Una vergüenza! ¡Subejecución del presupuesto y el presidente del Instituto coloca 700 millones de pesos a plazo fijo! ¡Timba financiera y la producción está parada, señora presidenta!
Estos temas los debemos discutir en serio, y cuando se trata de la libertad de expresión, cuando se trata de asegurar la pluralidad del acceso… El gran aporte de la ley de medios era asegurar el tercio de los espacios y de las licencias de comunicación para las organizaciones no gubernamentales, culturales, pueblos originarios, etcétera, y proporcionarles los medios para que esto fuera posible.

Entonces todas esas medidas francamente democratizadoras y de vanguardia que contiene la ley de medios, fueron destrozadas de entrada por simple “decretazo”. En nombre de la calidad institucional republicana… Señora presidenta: la verdad, qué ironía, ¿no?
Nuestro más rotundo rechazo a esta tentativa.

POR Prensa


INFOSUR | Politica | Solanas votó en contra de la modificación de la ley de Papel Prensa impulsada por Cambiemos

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS