SITIO OFICIAL

Trampas y decretazos para modificar la ley de Marina Mercante

El PEN pretende modificar con otro DNU la ley de la Marina Mercante aprobada por unanimidad en el Senado. Por Fernando Pino Solanas Senador Nacional Proyecto Sur

 

La llegada de Macri a la Presidencia vino acompañada del compromiso de respetar la Constitución Nacional, pero lo que ha caracterizado a Cambiemos, es la marginación del Congreso para otorgarle a Macri la facultad de "la firma veloz" para lanzar decretazos como la designación de jueces de la Corte Suprema, modificar la ley de tierras, de medios, emitir bonos de deuda o mover el feriado del 24 de marzo. Tal como acaba de suceder con el proyecto de ley de las ART, con el argumento de la lentitud “del trámite legislativo”, el PEN pretende modificar con otro DNU la ley de la Marina Mercante aprobada por unanimidad en el Senado, trabajada durante un año para arribar a un consenso, entre senadores, dirigentes gremiales, cámaras empresariales y el gobierno.

 

La Marina Mercante Argentina fue desguazada teniendo todas las capacidades para tener una de las mayores flotas del continente. Hagamos memoria contra el olvido: en el Primer Plan Quinquenal de Perón, se expandió un 287%, llegando a una expansión de casi 800% entre los años 1945 y 1951. Esta política de Estado fue continuada a lo largo del tiempo con la creación en 1960 de ELMA.Para la década de los 80 la Marina Mercante argentina transportaba más del 70% de la carga que circulaba a través de la Hidrovía Paraná Paraguay, en tanto que la flota paraguaya contaba por entonces con solo cuatro buques. Hoy nuestros hermanos guaraníes tienen la tercera flota fluvial del mundo con 2.600 barcazas y 200 remolcadores, en tanto que la flota fluvial argentina no llega a las 100 barcazas.

 

Desde el Decreto 1010 del año 2004, la Marina Mercante ha estado esperando la sanción de una ley que resuelva las asimetrías con el transporte marítimo de otros países. Sin embargo, el Poder Ejecutivo no quiere esperar ni un mes para que los Diputados sancionen la ley y por otro injustificado  DNU, modifica su marco fiscal, concebido para eliminar las asimetrías tributarias en combustible y tripulaciones para los buques de bandera argentina. Ellos estan compitiendo en condiciones muy desventajosas con los que navegan la Hidrovía Paraná-Paraguay bajo banderas de conveniencia: no pagan el IVA en el combustible....etc etc etc. El DNU iguala a ocasionales empresas extranjeras con los empresarios navieros argentinos que apuestan al "compre nacional" y deben cumplir con la tributación y empleo estable en el país.

 

El gobierno también establece en este DNU que a Aerolíneas Argentinas no le será "aplicable legislación o normativa administrativa alguna que reglamente la Administración o Control de las empresas en las que el Estado tenga participación" desconociendo que ninguna empresa o institución del Estado puede escapar al control de la Auditoria General de la Nación y la SIGEN. ¿El pueblo argentino no financia con sus impuestos la compra de aviones y repuestos y el crecimiento en el mercado de “AA”? ¿Será por eso que Isela Costantini fue reemplazada de la presidencia por Mario Dell'Acqua, quien en un sincericidio admitió no conocer nada del negocio aerocomercial? ¿será que su nombramiento forma parte de la decisión de Macri de hacer deficitaria a la linea de bandera para después privatizarla, como lo demuestra la reciente apertura de las rutas de cabotaje mas rentables a las líneas “low cost”?

 

Como sino fuera suficiente, este DNU se burla de los compromisos tomados en materia ambiental porque reglamenta el Sistema Nacional de Inversiones Públicas –Ley 24.354- para reducir de 45 a solo 3 días corridos el período de evaluación del impacto ambietal, que es imposible realizarlo en ese lapso.  El decreto plantea que si en 3 dias no hay manifestación en contrario, implicará la conformidad de la autoridad ambiental para los proyectos de inversiones que incluyan grandes represas, papeleras, eliminación de residuos peligrosos y plantas regasificadoras de gas licuado entre otras. ¿Hasta donde llegara el doble discurso y la impostura del Gobierno? Esto es como decirle a las empresas: hagan lo que les convenga porque el Estado se hará cargo de los daños ambientales y del pasivo que Uds. nos dejen.

 

Fernando Pino Solanas

Senador Nacional
Proyecto Sur

POR Prensa


INFOSUR | Actualidad | Trampas y decretazos para modificar la ley de Marina Mercante

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Afiliate

PROYECTO SUR EN TWITTER

PROYECTO SUR EN FACEBOOK

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS