SITIO OFICIAL

Salario mínimo, vital y móvil

El acuerdo sobre el salario mínimo, vital y móvil como fotografía de la actual dirigencia sindical argentina y de los problemas que enfrentamos trabajadores y trabajadoras.

Se acordó el monto del Salario Mínimo vital y móvil en $2670 para septiembre y $2.875 para febrero. La cifra que se venía escuchando en los medios de comunicación, que sería aceptada por los empresarios era $2.900.

Ni siquiera en marzo del 2013, según el acuerdo de ayer, los trabajadores y trabajadoras cobrarán llegarán a cobrar esa cifra, con lo lejana que nos resulta esa fecha si medimos el tiempo en términos de la inflación que sufrimos al realizar diariamente las compras más imprescindibles: los alimentos.

Los presentes ayer, Gerardo Martínez, Antonio Caló y Hugo Yasky (por nombrar los más conocidos) acordaron y legitimaron estas cifras.

Hugo Moyano, ausente en lo que el mismo definió como una “parodia” sostiene que el salario mínimo debería ser de $3500.

Pablo Micheli, además de pedir $5000 de salario mínimo movilizó ayer al Ministerio de Trabajo protestando contra el acuerdo.

Los papeles desempeñados por cada dirigente son una muestra no sólo de la fragmentación (dos CTAs, tres CGTs) sino también de la confusión ideológica en la que nos encontramos hoy, a 9 años del comienzo del kichnerismo. Hugo Yasky unido en este acuerdo a lo peor de nuestra dirigencia sindical es un hecho contundente y lamentable que demuestra esta realidad.

En esta mezcla, de la que será un arduo trabajo salir, los que perdemos somos los trabajadores y trabajadoras que aspiramos a sueldos dignos, a que las ganancias extraordinarias de estos 9 años de crecimiento se redistribuyan de mejor manera.

La precarización laboral, instalada fuertemente en nuestro país, fue sólo un reclamo sin mayor trascendencia en el día de ayer como así tampoco fue actualizado el seguro de desempleo.

No será con pronunciamientos ni con diagnósticos que los trabajadores y trabajadoras podremos cambiar esta realidad. Con muchísima paciencia y perseverancia, tendremos que ir construyendo una serie de reivindicaciones comunes en los próximos años, alejándonos de reclamos corporativos y priorizando decididamente las coincidencias por sobre las diferencias a la hora de aunar sectores para reclamar. Y como propondremos reivindicaciones justas, como el 82% móvil para nuestros jubilados o la lucha contra la precarización laboral, esto deberá ser entendido en algún momento hasta por los compañeros que creen en este modelo, Hugo Yasky incluído.

No nos olvidemos que detrás, o al lado del gobierno, están los verdaderos ganadores: el poder económico, entre los que se encuentran la Unión Industrial Argentina, la Cámara de Comercio, la Cámara Argentina de la Construcción y los bancos de capital nacional.

POR admin


INFOSUR | Luchas sociales | Salario mínimo, vital y móvil

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS