SITIO OFICIAL

Cinco falacias sobre Fernando Solanas

Las mentiras del oficialismo y sus periodistas adictos sobre el referente de Proyecto Sur

Las mentiras de 678.

 

Las mentiras de 678.

Las mentiras de 678.

1. Pino Solanas es un títere de Magnetto.

El kirchnerismo divide el país en dos: el “campo nacional y popular”, representado por la presidenta Cristina Fernández, y la “derecha”, liderada por el Grupo Clarín. A partir de esta concepción, cada vez que Pino Solanas critica al gobierno los discursos oficialistas lo colocan del lado del Grupo Clarín, como si oponerse a uno equivaliera a alinearse al otro y no hubiera espacio para un tercer lugar.

Las declaraciones públicas y el trabajo legislativo de Proyecto Sur desmienten esta falacia. El bloque de Proyecto Sur en el Congreso aprobó la reestatización de las AFJP, en las que el Grupo Clarín participaba como accionista. También le dio sus votos a la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, por la que la empresa deberá desprenderse de una parte de sus licencias. Y en el reciente bloqueo de la salida de diario Clarín -aún criticando el hecho de que el diario no haya podido circular- Pino Solanas criticó la falta de libertad sindical en la empresa y no firmó el documento del Grupo A en apoyo al grupo mediático.

Está claro que asociar a Proyecto Sur con el Grupo Clarín, lejos de la realidad, es parte de una construcción discursiva del gobierno, que apunta a posicionarse como referente del progresismo ante la opinión pública. Proyecto Sur, lejos de ser mezquino, apoyó las medidas del kirchnerismo que consideró positivas para la Nación. Pero una cosa es apoyar algunas medidas y otra es comprar el paquete entero. Y plantear que el que no acepta la totalidad del kirchnerismo es aliado de Clarín y funcional a la derecha es una trampa discursiva para avalar, en nombre del progresismo, el saqueo colonial de nuestros recursos estratégicos.

2. Proyecto Sur es funcional a la derecha.

El discurso kirchnerista suele tildar a Pino Solanas de “funcional a la derecha” por criticar las políticas continuistas del gobierno en lugar de sumarse al proyecto del FPV-PJ. Este relato plantea que “o se está con el gobierno, o se está con la derecha”, y como Proyecto Sur no adhiere al primero, estaría alineado con lo segundo.

Esta es una mirada maniquea de la realidad argentina. Así como una parte de la derecha está enfrentada con el gobierno nacional, también hay otro sector de la derecha (económica y política) que forma parte de las filas del gobierno. En lo político-partidario, el FPV-PJ está asociado a Ramón Saadi (Catamarca), José Luis Gioja (San Juan), José Manuel De la Sota (Córdoba), Carlos Menem (La Rioja), Carlos Reutemann (Santa Fe), Daniel Scioli (Buenos Aires), Gildo Insfrán (Formosa) y Juan Manuel Urtubey (Salta). En lo económico, promueve el saqueo de recursos naturales por la canadiense Barrick Gold, paga la deuda externa sin investigar la parte ilegítima, le niega el 82% móvil a los jubilados y mantiene el sistema impositivo regresivo de Cavallo.

Proyecto Sur sería funcional a la derecha si ocultara todo lo mencionado y lo avalara. También lo sería si negara las medidas positivas, como la renovación de la Corte Suprema, el rechazo al ALCA, el fin del robo de las AFJP o la Ley de Medios. La realidad es que Proyecto Sur es una tercera fuerza, independiente del FPV y del Grupo A, que reconoce los aspectos positivos del kirchnerismo pero denuncia que no puede haber proyecto “nacional y popular” con la entrega de los recursos naturales y la alianza con los feudalismos provinciales.

3. Proyecto Sur denunció penalmente a la Presidenta para defender a Redrado.

Según Orlando Barone, panelista de 678, la denuncia penal que presentó Proyecto Sur contra Cristina Fernández fue para defender la continuidad de Martín Redrado en el Banco Central. En aquel entonces, la Presidenta y Redrado coincidían en avalar la deuda fraudulenta pero tuvieron una diferencia en el método: Cristina Fernández quería pagarla con fondos del Banco Central, mientras que Redrado prefería hacerlo con fondos del presupuesto.

No se puede comprobar si Barone hizo esta afirmación por mentiroso o por ignorante, pero por el motivo que sea está muy lejos de la realidad. Es cierto que Proyecto Sur presentó una denuncia penal contra la Presidenta. Pero la acusación no era por promover la salida del Banco Central del menemista Martín Redrado -quien fue nombrado en ese cargo por Néstor Kirchner- sino por hacer oídos sordos al fallo judicial del juez Ballesteros que llamó a investigar la legitimidad de la deuda.

La decisión de Cristina Fernández -al igual que sus antecesores- de pagar la deuda externa sin investigarla convalida una estafa contra el pueblo argentino y desoye una medida judicial. Es decir, lejos de defender a Redrado, fue una posición que apuntó a frenar el pago de la deuda ilegítima a costa de los bolsillos del pueblo.

4. Proyecto Sur no quiere gobernar / Magnetto mandó a Pino a la Ciudad.

En diciembre del año pasado Fernando “Pino” Solanas lanzó su precandidatura a Presidente. El anuncio fue leído por sectores afines al kirchnerismo como una falta de vocación de poder, ya que “Pino” Solanas estaría eligiendo perder una elección presidencial en lugar de ganar la Jefatura de Gobierno. Teniendo en cuenta el antecedente del 2009, cuando casi la cuarta parte de los porteños votó a Proyecto Sur, la conclusión que sacaron es que Solanas no quiere gobernar sino ponerle “palos en la rueda” al gobierno sin construir una alternativa superadora.

En los últimos días, a partir del llamado a elecciones en la Ciudad de Buenos Aires, el Movimiento Proyecto Sur entró en una etapa de definición acerca de las candidaturas. Como es de público conocimiento, no está descartada la posibilidad de que Solanas, en vez de postularse a las presidenciales, sea candidato a Jefe de Gobierno. Los medios oficialistas que antes lo criticaban por no aprovechar su fuerte adhesión entre los porteños salieron a criticarlo por pensar en bajar a la Ciudad. Incluso, en una chicana barata dijeron que Magnetto, CEO del Grupo Clarín, tendría que armar la fórmula Macri-Solanas, a pesar de que Proyecto Sur es la segunda fuerza de la Ciudad de Buenos Aires y firme opositor a las políticas del macrismo.

Está claro que sea candidato a Presidente o a Jefe de Gobierno lo van a criticar igual. Si va a la Nación, es que “no quiere gobernar” la ciudad. Y si va a la ciudad, es que recibió instrucciones de Magnetto. Lo que sucede es que la candidatura de “Pino” Solanas, sea a presidente o a Jefe de Gobierno, molesta a quienes construyen el relato de que las opciones son el gobierno nacional o la derecha, y por eso apuntan a ensuciarlo para sacarlo de escena.

5. Pino Solanas traicionó sus ideas.

El relato kirchnerista acusa a Pino Solanas de ser un traidor: su historia vinculada al peronismo, al cine militante, al exilio en tiempos de dictadura, no se corresponderían con su oposición a gobiernos peronistas como los de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Es cierto que hay lecturas muy amplias acerca de qué es el peronismo. Pero hay algo que es una certeza indiscutible: la Constitución de 1949, promulgada por el gobierno de Perón y derogada por la “Fusiladora” del ’55. En su artículo 40 establece: “los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes naturales de energía, con excepción de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nación, con la correspondiente participación en su producto que se convendrá con las provincias”. Esto no está sujeto a interpretaciones sino que es pensamiento peronista puro.

Al respecto, Néstor Kirchner no solo privatizó el petróleo junto con Menem en los ’90, como gobernador de Santa Cruz, sino que en 2007 -diez años antes del vencimiento de los contratos- prorrogó por 30 años más la entrega de los yacimientos petroleros. Justamente ese año fue cuando Fernando “Pino” Solanas decidió volver a la política electoral con la bandera de la recuperación de los recursos naturales. El lector sacará su conclusión sobre quién defiende el ideario peronista y quién lo traicionó.

POR admin


INFOSUR | Actualidad | Cinco falacias sobre Fernando Solanas

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS