SITIO OFICIAL

De cortes de luz... y fracturas frackineras

Excelente artículo donde se analiza el sector energético a partir de las mentiras corporativas.

Félix Herrero en Concordia

De cortes de luz... y fracturas frackineras

En Buenos Aires, Gran Buenos Aires, e Interior se sufren los apagones diurnos y nocturnos ocasionando desde muertes (3 casos por monóxido de carbono por el uso de generadores pero en el interior) hasta problemas de salud y de supervicencia, además de pérdidas a alimentos, servicios (agua, ascensores, semáforos y luz) que hacen que la vida en muchas ciudades se haga inaguantable.

Hasta la primera quincena de diciembre se nos decía que “en este verano no habrá cortes” (J. De Vido), luego que había crisis de distribución, y que la política eléctrica había logrado que se realicen grandes inversiones. Todas aseveraciones totalmente falsas.

¿Cómo pueden explicar que no hay también una gran crisis de la generación? Cómo no la habría si desde la privatización del sistema no se construyó ninguna central hidroeléctrica, y solo le cambiaron de nombre a Cóndor Clift y La Barrancosa. En plena crisis de los apagones el gobierno de China comunicó que no financiarán a las ahora hidrocentrales denominadas con los apellidos Kirchner y Cepernic. Hay aún quiénes creen que cambiándole el nombre a las inversiones podrán alegar que este proceso avanza.

Tampoco nunca terminaron de poner en operación a Atucha II, aunque ya en varias ocasiones fue “inaugurada” mientras pasan los meses de marzo y setiembre prometidos como comienzo de la generación que nunca se cumplen.

El problema eléctrico argentino no es solamente que en capital federal se deben invertir alrededor de 4 mil millones de dólares, o que en el país todo se debe repetir este monto durante 4 ó 5 años seguidos. El gran problema argentino es el secretismo y la falta de información verídica.

Los cuentos de nunca acabar del sector energético
Los contadores de relatos de los hidrocarburos (importantes en la generación de energía eléctrica en países como el nuestro donde se lo quema para generar) son de nunca acabar, como el cuento de la buena pipa. En noviembre se nos dijo que Repsol aprobará la propuesta argentina. Primero, 3.500 millones en bonos y concesión en Vaca Muerta. Rechazado por Vaca Muerta, obviamente. Luego 5.000 millones en bonos y también rechazado por el Consejo de administración de Repsol el 19 de diciembre pasado porque no hay garantía que se paguen en moneda dichos bonos. Todo es mentira: por la constitución nacional y por la ley nacional de expropiación mientras no se pague no hay Expropiación. Seguimos viviendo el relato por el cual se intenta hacernos creer que hay expropiación donde hay solamente una ineficaz intervención, decidida a entregarse a Chevron y haciendo un gran imaginario con Vaca Muerta: es un doradismo petrolero mundial con costos de extracción de doce dólares por barril. Por lo menos, el cuento de Caperucita roja tenía buena literatura y no pretendía ser real.

Las grandes contradicciones energéticas
a) Se nos dice que se trata solo de la distribución, como en Resistencia cuando este año Capitanich tuvo el gran apagón que impidió el partido de fútbol entre nuestro seleccionado y el brasileño. Si fuera solo el problema de la distribución debemos preguntarnos sin cansarnos porqué se importa energía eléctrica de Brasil y se le pide al Uruguay que también nos venda, alcanzando una potencia del 6% de la nuestra. La crisis menekirchnerista alcanza a todo el sistema eléctrico argentino.
b) Se nos dice que es un tema de tarifa congelada que impide invertir, pero ¿hay inversiones en el interior donde la tarifa duplica y alcanza a dos veces más? No. La inversión está en función de la utilidad pero también de la obligación de mantener el servicio público y de gobiernos que ejerzan su función de Estado concedente. Nada de esto hay en nuestro país.
c) No se nos dice que los subsidios eléctricos en el gran Buenos Aires alcanza al cercano monto, de dimensión impresionante, de un millón de dólares.
d) Se nos dice que el colapso es por aumento de la demanda, pero no saben que el servicio público es dinámico: debe asegurar la provisión de hoy y las inversiones deben estar preparadas en función de las proyecciones de la demanda, y sino provocar la retrocesión de la concesión al Estado.
e) Los culpables para el gobierno y las concesionarias son el calor y el aumento de demanda provocada por los equipos de aire acondicionados. Claro, se olvidan que enfrente, en Uruguay y Montevideo, con similar condiciones atmosféricas y crecimiento vegetativo de la población urbana no hay cortes y la empresa estatal UTE sin tarifas excesivas produce beneficios financieros importantes. También se olvidan que las concesiones deben asegurar la demanda y su proyección en todo el tiempo que duran, y no solamente para los primeros años. Concesión que incumple, concesión que se va, es el principio universal cuando no se asegura universalidad y continuidad del servicio público.
e) También el gobierno desconociendo toda realidad afirma que pedirá a las empresas que programen cortes que puedan ser anunciados con anticipación, pero se quiere ignorar que los cables quemdos y las subestaciones fuera de servicio funcionarán cuando le toque el programa de recibir la energía eléctrica.
e) Cuando le echan la culpa a los usuarios y a las tarifas olvidan que al principio con las privatizaciones-negocios tuvieron tarifas actualizadas con el índice de precios de Estados Unidos (cuando tenía una inflación mayor que la nuestras) y cobraban en dólares con el vendido uno a uno.
f) Se afirma que la inversión de energía eléctrica creció, pero no se hace referencia al camino de la huída del servicio público para ir a la autogeneración, y a las promesas incumplidas: Atucha II se inauguró varias veces pero aún no funciona; las hidroeléctricas están prohibidas y son promesas con mero cambio de nombres como las de Santa Cruz. Así como en el petróleo que si no hay subsidio no hay fracking, en la energía eléctrica también si no hay caja no hay inversión.
g) Pero el colapso se quiere tapar con un colador, y alcanza a sector de los hidrocarburos que sufre un gran relato que consiste fundamentalmente en afirmar que Vaca Muerta es el gran El Dorado del mundo (práctica utilizad en EUA cuando la cuenca Marcelo fue inflada 5 veces) cuando solamente el 1 por mil ha pasado de recurso a reserva, y sin ninguna constancia afirman que el costo de extracción del fracking apenas duplica (12 dólares) al de la extracción convencional. Esto no es siquiera en Estados Unidos, donde las grandes empresas petroleras (las majors) venden sus permisos a las empresas medianas y pequeñas porque los costos no permiten obtener los beneficios esperados.

Hay una gran confusión entre el costo de extraer un barril con el costo y gastos de inversión en un pozo frackinero: en México el costo total por instalar por pozo fracking llegar de 12 a 15 millones de dólares, En EUA sale entre 2,25 y 9,00 dólares la extracción de mil pies cúbicos, y cuando lo comparan con el gas convencional de Rusia es 8 veces más.

No se duda que el petróleo fracking se podrá seguir extrayendo si el precio internacional del barril supera los 80 dólares, y si no necesitará que los subsidios aumenten sustancialmente, como acaba de hacer el Reino Unido, que como dijo George Osborne, el ministro del Tesoro, “se establecerán grandes exenciones fiscales para impulsar el fracking”, ya que el subsuelo territorial de la isla tiene un costo del doble del caro costo de extracción del crudo en el mar del Norte.

Pero las argumentaciones de las petroleras, en Estados Unidos y también en nuestro país (son socias del Instituto Argentino de Petróleo y Gas – IAPG tanto Schulemberg en la sede de Texas como Halliburton en la sede de Buenos Aires) no reconocen los daños ambientales, el burbujeo petrolero, la rápida maduración de los “yacimientos” y la caída de las utilidades a pesar de los grandes subsidios,

Si las mentiras se pudieran quemarse, ¡qué descomunal sería la generación eléctrica argentina!

POR admin


INFOSUR | Politica | De cortes de luz... y fracturas frackineras

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS