SITIO OFICIAL

“¡Indignémonos!”

El director del IPPS analiza la obra literaria que exhorta a los jóvenes a indignarse ante los gobernantes actuales.

Felíx Herrero.

Felíx Herrero.

Felíx Herrero.

Una reciente obra, muy pequeña, pequeñísima, de 14 páginas, recorre el mundo, como un fantasma de la indiferencia, paso anterior al de la cobardía, sobre las injusticias que el mundo actual sufre sin muestras de preocupación y acción de la mayoría de los habitantes. Cientos de miles de ejemplares de Indignez-Vous! se vendieron en Francia y hoy se traducen a más de 10 lenguas.

Cuando Carlos Marx y Federico Engels escribieron el Manifiesto del Partido Comunista comprobaban que “Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo”. Hoy otro autor, de origen judío como Marx, y de raíz alemana como Marx y Engels, pero de nacimiento y nacionalidad francesas, denuncia las injusticias actuales, que ejemplifica con la cada vez más grande distancia en la propiedad y los ingresos entre los ricos y pobres del mundo, y con el avasallamiento, muy parecida al practicado por el nazismo, que el ejército israelí inflige a los pueblos árabes de la Palestina.

Stephens Hesser es un hombre recto de 93 años de edad, pero con una historia coherente que lo muestra siempre como firme defensor de la verdad. Su vida estuvo comprometida con sus ideas durante dos grandes períodos: fue jefe de la Resistencia contra la invasión alemana (la Francia Libre de 1940 a 1945) y participó en el programa elaborado por el Consejo Nacional de la Resistencia.

Dicho programa, escribe Hesser ahora, creaba la seguridad social y nacionalizaba las fuentes económicas (electricidad, gas, carbón, y los grandes bancos): “El retorno a la Nación de los grandes medios de producción monopolizados, fruto del trabajo común, la fuentes energéticas, las riquezas del subsuelo, las compañías de seguro y los grandes bancos”.

Inmediatamente a la liberación, el gobierno nacido en Francia lo asigna a la naciente Naciones Unidas para participar en la redacción de otro manifiesto que ha tenido influencia en muchas partes del planeta: la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, que desgraciadamente no es tan universal como se denomina.

Luego pasó muchos años, siempre coherentemente en su partido socialista francés, y este año se hace presente en las ideas a través de la literatura con su Indignez-Vous! Su compromiso fue tan claro que durante la guerra de Algeria militó a favor de la independencia algerina.

El actual es su gran tercer período: cansado de los escándalos de la creciente desigualdad entre trabajadores y capitalistas, y el martirio de un pueblo indefenso ante las armas supermodernas del ejército israelita, decide llamar a todos, a los indiferentes, para que tomen conciencia (como el manifiesto comunista lo hizo con los obreros) de su despreocupación por las grandes injusticias que fácilmente se convierte en cobardía.

Hesser afirma acerca del presente que “...el poder del dinero... jamás ha sido tan grande, insolente, egoísta, con sus propios servidores hasta en las más altas esfera del Estado... La diferencia entre los más pobres y los más ricos jamás ha sido tan grande...”. Y aconseja a muchos: “Los responsables políticos, económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no deben desertar, ni dejarse impresionar por la actual dictadura

internacional de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia”. ¡Qué válido para nuestro país es esta propuesta!

Respecto a Palestina, afirma que es “Se hace absolutamente necesario leer el informe Richard Goldstone de setiembre de 2009 sobre Gaza, en la que el juez sudafricano, judío, que él mismo se dice sionista, acusa al ejército israelí de haber cometido `actos asimilables a los crímenes de guerra y, puede ser, en ciertas circunstancias, a crímenes contra la humanidad´ durante la operación Plomb Durci que duró tres semanas... En cuanto a Gaza, es una prisión a cielo abierto de un millón y medio de palestinos. Una prisión donde se organizan para sobrevivir.”

Hesser toma esos dos ejemplos, pero su objetivo es terminar con todas las injusticias y provocaciones. Ahora se viven otros paradigmas de injusticias, como la renta concentrada de los grupos financieros, del juego, del narcotráfico, del petróleo y minerales, del sojismo empecinado a destruir nuestros campos. También vivimos los abusos de la fuerza contra el derecho, como sufren los hermanos argentinos de Formosa de la etnia Qom, la muerte de cientos de niños por no tener atención alimentaria, y muchas injusticias y abusos por la fuerza que en nuestro país se mantienen por grupos mafiosos que la introducen inclusive en la vida política de nuestro país, sin olvidar en el mundo de hoy los bombardeos euroestadounidenses a Libia, y las muertes provocadas de miles de japoneses por construir centrales nucleares en zonas de riesgo geológico.

Frente a esas injusticias se rebela Hesser, y nos dice a todos que debemos tomar la conciencia y que los valores siempre deben ser defendidos y solo entronizándolos tendremos un mundo mejor. Pero nos dice que la obligación de lograrlo es de todos, de todos.

Pero es definido cuando aconseja la No-violencia, como el camino que debemos aprender a seguir. Ella es la insurrección pacífica que necesitamos. Juzga que los 10 primeros años de este siglo es un período de retroceso, que se explica en parte con la presidencia de George Bush, el 11 de setiembre, y la intervención militar a Irak.

(Stéphane Hessel, Indignez-Vous!, Indigène éditions, París, 2011. Se puede leer íntegro en ¡Indignémosnos!).

Link de la obra en castellano: https://n-1.cc/mod/file/download.php?file_guid=78998

POR admin


INFOSUR | Actualidad | “¡Indignémonos!”

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS