SITIO OFICIAL

La gesta continúa

En un nuevo 20 de noviembre, Día de la Soberanía Nacional, recordamos y promovemos la gesta patriótica y popular que defendió nuestro país.

La vuelta de Obligado.

La vuelta de Obligado.

La vuelta de Obligado.

En 1845 las potencias de la época, Inglaterra y Francia, decidieron agredir a la naciente Confederación Argentina conducida por los gobernadores federales; entre ellos la figura destacada del Brigadier General Juan Manuel de Rosas, Gobernador de Buenos Aires y encargado de las relaciones exteriores de la Confederación.

Utilizando como pretexto el conflicto en la Banda Oriental los agresores coloniales –con el claro objetivo geopolítico de fracturar nuestro territorio y forzar la “internacionalización” de sus ríos- se presentaron con 92 buques mercantes y 22 buques de guerra. Porque para el colonialismo y el imperialismo, la penetración económica y comercial es sustentada por la brutalidad de las armas. Los nuevos contratistas van acompañados por ejércitos de ocupación, como ocurre en Medio Oriente y recientemente en Libia, y las empresas hidrocarburíferas y los capitales saqueadores son protegidos por un ingente poder militar, como en nuestras Malvinas.

De esa manera, forzando la navegación de los ríos, los ingleses y franceses traían al “comercio” sobre la boca de sus criminales cañones y bayonetas para acceder al potencial mercado que presentaba nuestro litoral, y así poder desmembrar a la naciente Argentina y arribar al corazón geográfico de Sudamérica. En Vuelta de Obligado se enfrentó a esta verdadera “Task Force” imperial con la encendida y temeraria resistencia militar y popular de soldados y gauchos, con apenas 4 baterías y 6 barcos y bajo el mando gallardo del General Lucio Mansilla. Así pudieron detener el avance colonial hasta que éste se volvió insostenible. Murieron casi 300 argentinos y quedaron gravemente heridos 400, entre ellos el mismo Mansilla con una esquirla en su pecho, luego de infligir duros golpes y bajas a los invasores. Se dice que hasta el gaucho Antonio Rivero, que resistió la ocupación violenta de Malvinas por los ingleses en 1833, murió peleando en Obligado y tuvo su revancha. Pero lo que se perdió en las armas se ganó en la diplomacia. Mediante acuerdos con Inglaterra (1849) y Francia (1850), Rosas logró la devolución de la Isla Martín García, de nuestros barcos apresados y –lo más importante- del reconocimiento de la exclusiva jurisdicción y control argentino sobre nuestros ríos interiores, que solidificó la integridad territorial del país.

Hasta aquí la historia. Y cabe preguntarse porqué la GESTA DE OBLIGADO debe continuar. Hoy nuestro país está ocupado: los capitales transnacionales operan libremente en relación al saqueo de nuestros recursos con el agravante de someternos a desastres ambientales. La canadiense Barrick Gold aniquila el ecosistema andino y destruye poblaciones mientras genera un “tercer estado”; un enclave colonial, entre Argentina y Chile, con la anuencia de ambos gobiernos. La expansión de la frontera agropecuaria mediante el cultivo de soja, impulsada por la especulación de capitales concentrados y de actores imperiales como China avanza por el país desplazando pobladores, alterando el ambiente y sometiéndonos a una mayor dependencia económica y productiva; a un nuevo pacto colonial basado en exportar materias primas e importar valor agregado.

Pero sin dudas, y desde 1833 cuando Inglaterra invadió criminalmente nuestras Islas Malvinas matando a argentinos, pasando luego por la fecha que hoy recordamos y llegando al presente, la cuestión de la ocupación colonial de nuestro Atlántico Sur es la mayor herida abierta y el principal desafío de nuestra política exterior. A 166 años de la Vuelta de Obligado, Inglaterra sigue pisoteando suelo argentino y expoliando nuestro petróleo, amparando a sus capitales con uno de los poderes bélicos más amenazantes de la región; el complejo militar de la Isla Soledad, la “Falkland Fortress”.

La política del actual “gobierno popular” consiste en quejarse del colonialismo pirata en los organismos internacionales y en algunas medidas menores y poco efectivas. También rinde homenajes merecidos a Rosas a y a los héroes de Vuelta de Obligado.

Pero, mientras tanto, se niega a aplicar la Ley 26659 promovida por el Diputado Fernando “Pino” Solanas y aprobada en el Congreso -¡por unanimidad!- que dispone sanciones a empresas que operen en Malvinas y tengan actividades conexas en Argentina (caso de Rockhopper, Desire Petroleum, Barrick Gold, el banco Barclay´s… y un largo etc.) Con el mismo sentido dudosamente “nacional”, extiende excepciones a la ley de cabotaje para que buques registrados en el Reino Unido trabajen con la europea Repsol en nuestras aguas, buscando nuestro petróleo, sin necesidad que lo hagan los kelpers en su propia colonia ilegal. Y también disminuye radicalmente en un 54% las horas de control aéreo sobre el gigantesco territorio marítimo argentino (una verdadera “Pampa Sumergida”) según lo dispone el Presupuesto 2012, al tiempo que los recursos y materiales para la defensa de nuestro mar son cada vez más magros. Así, por ejemplo, el rompehielos Almirante Irizar duerme el sueño de los justos mientras se aleja otra campaña antártica y se alquila un buque extranjero para ejercer presencia en nuestros territorios helados… reclamados también por la Corona británica. Esto sin olvidar que aún subsisten acuerdos político-militares bilaterales que el gobierno no denuncia y que se volvieron obsoletos ante la violación permanente de Londres.

Por eso decimos que la gesta de Vuelta de Obligado debe continuar y está en nosotros, en cada argentina y argentino, comprometernos a hacerlo con un profundo sentido nacional, popular y democrático. Y con firmeza, exigiendo al gobierno la aplicación de la Ley 26659 que fue votada por todos los representantes del Pueblo y las Provincias y la terminación de toda política dudosa y antinacional. La memoria de los caídos que lucharon desde hace 200 años por una Argentina emancipada nos lo demanda.

POR admin


INFOSUR | Actualidad | La gesta continúa

Notas relacionadas

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS