SITIO OFICIAL

Táctica y emancipación

En el contexto actual del país es clave repensar los plazos de la política y su relación con la ciudadanía.

Táctica y emancipación

Los tiempos que corren en nuestro país, los altísimos niveles de mafiosidad, corrupción, degradación institucional, fragmentación social, sindical y de la cultura, han modificado hasta tal punto el escenario político que cualquier enunciación dirigida a resolver tales problemáticas ha de pasar un riguroso examen de factibilidad.

Estamos demasiado acostumbrados a la irresponsabilidad que supone declamar postulados maximalistas (muchas veces meras modalidades de la autocomplacencia o del narcisismo), como si no hubiera condiciones objetivas que acotan o limitan las posibilidades de la acción. Convengamos que la política se juega en el ámbito de la factibilidad y el poder, no así la ética o la fe, dimensiones de la trascendencia que sí deben formular la imagen de una humanidad emancipada, reconciliada, realizada en plenitud y en permanente tensión con el tiempo histórico.

El ejercicio de una política que no atiende a sus propias condiciones, que no pone los pies en la tierra, puede recaer en el absurdo de afirmar en la práctica lo que en teoría niega, y así terminar beneficiando al régimen vigente. Y esto, en la Argentina, es grave, y sigue siendo la constante en algunos sectores políticos y sociales afines al denominado “campo popular”. Ante todo, porque no es viable plantear únicamente postulados estratégicos cuando al país antes hay que sacarlo del camino al precipicio, detener la máquina de corromper y excluir, y hacer lo imposible por depurar el Estado de las mafias que lo tienen secuestrado de una verdadera representación popular. Está claro que el objetivo último de la política ha de ser la emancipación. Pero sería ridículo creer que es posible realizarla de manera espontánea o sectaria, sin construir poder ni dialogar con todos los sectores dispuestos a hacerlo de manera genuina.

Si bajo el estado de cosas actual combatir la corrupción ya es una tarea titánica, mucho más arduo y complejo resultará emanciparnos de las ataduras neocoloniales que nos aquejan. Por eso es clave repensar las tácticas, las etapas y plazos, y de qué manera llegar a una ciudadanía que no puede sentarse a esperar una supuesta liberación futura y quiere respuestas ya.

Pero entiéndase bien: de ningún modo se trata de resignarse, de recaer en la cultura de la derrota o el posibilismo. Todo lo contrario. Se trata de agudizar el diagnóstico y tener una visión ajustada de la temporalidad inherente a todo proyecto político. El hambre, la miseria y el profundo abandono que padece nuestra sociedad requieren reformas de coyuntura y medidas de reconstrucción que han de contar, al menos, con el consenso de las fuerzas políticas, sociales y del trabajo existentes (allí donde hay margen y aliados posibles). No hay otras.

Y, sobre todo, con la aceptación de una ciudadanía que no quiere enfrentamientos ni antagonismos, y que anhela, tras años de falacias kirchneristas, una amplia concertación de todos los sectores para sacar al país de la crisis permanente. En ese sentido, ya vimos el éxito y la aceptación de UNEN como el emergente de una nueva cultura política que defiende la democracia, la ética pública, los valores republicanos y el interés nacional.

No son tiempos los presentes para maximizar aspiraciones particularistas. Hoy necesitamos alternativas que jueguen a fondo en todos los plazos, desde lo inmediato o táctico hasta lo mediato o estratégico. Por cierto que cada movimiento debe abrir caminos, y no cerrarlos, en términos de construcción e instalación de las causas de la degradación nacional en el seno de la ciudadanía. Por eso es que “la práctica cotidiana del militante prudente, realista, y aun revolucionario”, es -como señala Enrique Dussel- “la del que sabe que las revoluciones son acontecimientos excepcionales” y concentra su energía en desarrollar una inteligencia táctica que, sin moverse un ápice de sus causas y convicciones, le permita actuar en escenarios desfavorables, complejos, sin perder de vista que solo desde las instituciones es posible transformar masivamente las condiciones materiales y simbólicas de nuestro Pueblo.

POR admin


INFOSUR | Politica | Táctica y emancipación

Notas relacionadas

Politica

Histórico discurso de Pino Solanas por la ley de emergencia tarifaria

Pino Solanas en la Cámara de Senadores del Congreso Nacional, hablando por la ley de emergencia tarifaria que pretendía justificar los tarifazos. Hoy sus palabras, teniendo en cuenta nuevos nombres de funcionarios, en su esencia, siguen teniendo absoluta y plena vigencia. Conceptos que toda la dirigencia política debería escuchar y tener en cuenta a la […]

Politica

ASAMBLEA DE DISTRITO DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES

    ASAMBLEA DE DISTRITO DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES -Gacetilla de prensa-     Conforme a lo dispuesto en el Acta Resolutiva de la Junta Electoral, el día 16 de Diciembre del 2023, a las 11.00hs, se congregaron los delegados, afiliados e invitados al local de Mataderos, quedando constituida la Asamblea, agradeciéndose […]

Actualidad

JUNTA ELECTORAL - CONVOCATORIA A ASAMBLEA DE DISTRITO

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 15 días del mes de Diciembre del 2023, se reunió la Junta Electoral, conforme al Cronograma Electoral del Reglamento Electoral para las elecciones internas del 05/01/2024; a fin de dar dictamen sobre la lista “Azul y Blanca” presentada ante dicho organismo; la misma procedió a su […]

Actualidad

CONVOCATORIA A ELECCIONES INTERNAS - DISTRITO PROVINCIA DE BUENOS AIRES

En PILAR, provincia de Bs. As, a los 12 días del mes de Diciembre de 2023 la Junta Electoral del Movimiento Político Social y Cultural Proyecto Sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, conforme al Art. 3° Inc. a R.E y el Art. 2 R.E, convoca a elecciones a realizarse el 19 de enero […]

Disponible en librerías

Sumate

PINO SOLANAS EN TWITTER

PINO SOLANAS EN FACEBOOK

PINO SOLANAS EN INSTAGRAM

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

CANAL DE VIDEOS